Saltar al contenido

Como elegir la cámara perfecta

2 noviembre, 2018

No existe la cámara perfecta, dependerá en gran medida de tus preferencias.

No obstante, aquí va una serie de puntos que te pueden ayudar como guía para elegir la cámara que más se ajuste a tus necesidades, toma nota.

Los siguientes aspectos técnicos son aplicables tanto en fotografía como en vídeo, a excepción de los apartados 6 y 7.

Foto o vídeo.

Si bien es cierto que hoy en día cualquier cámara de fotos (dslr) trae consigo la función vídeo; incluso algunas marcas o modelos han ido más allá, incorporando algunas funciones provenientes del mundo del vídeo/cine a sus modelos más recientes como el “focus peaking“, aún existen algunas diferencias. Como podría ser: la ergonomía, el sistema de enfoque o el tipo de codecs…

No obstante, si aún no tenemos claro en que queremos focalizarnos o quizás preferimos abarcar ambos mundos, decantarse por una cámara dslr sigue siendo muy buena opción.

Rango dinámico.

Se define como la capacidad que tiene el sensor en captar el rango de luminancia (luz) que va desde el negro al blanco. Dicho de otro modo, sería la cantidad de tonalidades o escalas de grises que existen entre ambos extremos (blanco y negro). Este dato es muy importante pues permite captar más detalles e información tanto en sombras como en altas luces, haciendo que la escena sea mucho más rica, interesante y natural. Además, elegir una cámara con mayor rango dinámico nos permitirá rescatar información en situaciones difíciles donde existe mucho contraste como los contraluces.

Sensibilidad ISO.

A grandes rasgos sería la capacidad que tiene el sensor de la cámara en registrar escenarios con poca luz, por lo tanto es un factor a tener muy en cuenta si vamos a trabajar en condiciones de escasa luz (fotografía nocturna o de interiores).

Por otro lado, debemos entender la relación que existe entre el ISO y ruido. Es algo muy importante, pues a medida que trabajemos a niveles ISO mayores, aumentará la luz que llega al sensor pero a expensas de introducir “ruido” en la imagen. Así que, deberemos llegar a un equilibrio o compromiso entre ganar luminosidad y nuestra tolerancia al ruido.

Afortunadamente, las marcas han hecho grandes avances en este campo y hoy en día podemos encontrar cámaras que gestionan muy bien trabajar a ISO altos, de hecho a día de hoy no es difícil encontrar modelos que lleguen a sorprendentes cifras de 100k ISO o incluso más.

¿Como encontrar el ISO máximo utilizable?

mi recomendación es nunca trabajar al ISO máximo permitido por la cámara, añadiendo a este un margen de seguridad que nos evitará demasiados problemas de ruido.

Una fórmula orientativa que puede ayudar a encontrar un ISO máximo utilizable (sin demasiada presencia de ruido), será restar 2 pasos de luz por debajo del ISO máximo permitido. Tomando como ejemplo un ISO máximo de 100k, habría que dividir esta cifra entre 4, dándonos un resultado de 25k.

De todos modos, la mejor formula sigue siendo el prueba y error para hallar el nivel ISO el cual nos sintamos cómodos, aquel que ofrezca el mejor rendimiento con una presencia de ruido tolerable.

 

Tamaño del sensor.

Hoy en día se vive furor por las cámaras de sensores grandes, entendiendo como grandes el clásico sensor 36 x 24mm, también conocido como “full-frame” o formato completo.

En mi opinión, el uso cámaras con sensor algo más pequeños (m4/3 o aps-c) ofrecen muy buenos resultados y no habría porque  plantearse en adquirir una cámara con un sensor mayor.

No obstante, es cierto que en determinadas situaciones utilizar una cámara de sensor mayor puede ofrecernos ciertas ventajas. A continuación te explico en cuales.

 

¿En que escenarios vamos a poder sacar ventaja a un sensor mayor?

  • Personas, modelos y actores.

En este tipo de escenarios, lo que se suele buscar con bastante frecuencia es el  llamado booke o desenfoque. Se trata de desenfocar el fondo situado detrás del sujeto, otorgando un look muy llamativo y haciendo que el sujeto cobre más relevancia. Para conseguir este efecto, entre otros factores, el tamaño del sensor importa, pues en cuanto mayor sea el sensor este efecto se verá más acentuado.

  • Escenas nocturnas o con poca luz.

Un sensor grande posee un mayor tamaño de fotodiodos, eso se traduce en una mayor captación de luz. No obstante, como comente antes (sensibilidad ISO), las marcas han hecho grandes avances en este campo haciendo que cámaras con sensores más pequeños (aps-c o m4/3) puedan llegar trabajar a niveles altos de ISO con apenas ruido.

Dicho esto, podemos afirmar que la última cámara del mercado de sensor reducido puede llegar perfectamente a niveles ISO superiores a cámaras  full-frame de años atrás (ejemplo, canon 5d mark II y lumix  GH5s). Así, tener en cuente este dato en el caso que te plantees comprate un modelo de cámara full-frame con algunos años de antigüedad.

En resumen, si eres más de fotografía/grabar paisajes, naturaleza, documentales…. y menos de sujetos, fotografía nocturna… detente. Probablemente no necesites de una cámara full-frame.

Con o sin espejo.

Actualmente cada vez más las cámaras sin espejo o mirrorless están experimentando una mayor aceptación en el mercado. No obstante, utilizar un sistema u otro a día de hoy sigue siendo bastante irrelevante.

En lo personal, me decantaría más por una sin espejo, pues un componente menos  significa menos desgaste y menos probabilidades que se rompa.

Por otro lado, al desprenderse del espejo permite que los fabricantes construyan cámaras más compactas y ligeras comparadas con modelos con espejo.

 

Profundidad de color. (vídeo)

Este apartado hace referencia al numero de colores que esta compuesto la imagen o el vídeo, el cual normalmente se expresa en bits. 

Si únicamente vas hacer fotografías este valor te va ser irrelevante, de ahí que muchos fotógrafos pasen por alto este parámetro (cualquier cámara del mercado que fotografié en raw lo hace en 14 bits en adelante).

En vídeo la cosa cambia, y sí es un parámetro a tener en cuenta. Esto es debido a que el standard de vídeo en camaras dslr,mirrorless… son los 8 bits (existen excepciones). Ello conlleva algunas limitaciones que veremos a continuación…  De hecho para algunas personas, este es un factor que se solía utilizar para marcar la  frontera entre el  vídeo amateur del vídeo  profesional, el salto de los 8 a los 10 bits.

¿que beneficios ofrece los 10 bits frente a los 8 bits?

No es mi intención profundizar en lo técnico, así que iré directamente a lo práctico (lo que interesa). La principal diferencia recae es la gama tonal, o mejor dicho el número de color. Tener en cuenta que 8 bits contiene unos 16 millones de colores frente a los 1073 millones de colores de los 10 bits (unas 67 veces más color). Esta diferencia hace que consigamos tonos de piel más realistas y naturales, puestas de sol más ricas en matices, además  evitamos problemas de “banding” en el cielo entre otros.

Codec. (vídeo)

A grosso modo es el tipo de compresión que ve sometido el material que grabamos. Prácticamente todas las cámaras  de fotografía dslr, mirrorless… graban vídeo bajo el estándar h264(codec) y 8 bits (alguna excepción a 10 bits),  unas pocas más modernas incluso en h265.  No obstante no es la mejor opción de codec si queremos hacer ajustes en posproducción, de ahí que aparezcan codecs diseñados a tal fin, como el conocido codec apple Prores  o incluso el cinema DNG (raw), los cuales trabajan a 10 y 12 bits y están diseñados para ofrecer la mejor calidad y flexibilidad en  postproduccion.

En resumen, si sois de aquellas personas que os tomáis enserio la corrección de color, que os gusta tener un acabado impecable y un color a lo hollywood, opta por los 10 bits y un codec a fin.

Tamaño y peso.

Aparentemente quizás no resulte algo relevante, no obstante dependiendo de el tipo de trabajo que vayamos a realizar puede marcar la diferencia. Por ejemplo, imaginemos que debemos hacer un documental o reportaje de naturaleza, contar con un equipo compacto y ligero el cual pasaremos cargando de él gran parte del día podría ahorrarnos alguna hernia.

Las dimensiones también son importantes, de cara a coger aviones, poder llevar todo el equipo en una misma mochila nos puede evitar más de un problema de facturación.

Por otro lado, contar con una cámara de reducido tamaño nos permitirá captar imágenes en situaciones de difícil acceso (dentro de un vehículo) y tomar planos con perspectivas sorprendentes.

¿Tienes alguna duda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (2)

Hola yo tengo una sony a7 que tal esa cámara ?

Responder

Hola Victor, creo que es una cámara increíble. En estos últimos años Sony se puso las pilas y esta sacando unas cámaras que en mi opinión son superiores a canon. En tema de sensibilidades ISO, son las mejores. Un saludo

Responder